Filtros activos

¿Estás pensando en probar el sexo anal? Esta manera de practicar el sexo requiere de una buena lubricación que garantice una penetración placentera y sin molestias. En Unkiki tenemos el lubricante anal que necesitas.


   

¿Para qué sirve un lubricante anal?

El ano es una zona que no puede generar su propia lubricación natural, a diferencia de la vagina, por lo tanto es necesario contar con un lubricante que te permita estimular dicha área y así disfrutar de una sesión extraordinaria. Un lubricante anal es el producto ideal para ofrecer ese toque deslizante sin dolor alguno necesario en toda relación sexual.  

¿Qué tipos de lubricantes anales puedo encontrar en Unkiki?

Existen diferentes tipos de lubricantes para sexo anal, los lubricantes anales oleosos son una de las principales elecciones de muchos usuarios, por sus múltiples ventajas. Consiguen un desplazamiento muy agradable durante la penetración, son muy adecuados para los preliminares. A diferencia de los anteriores, los lubricantes acuosos tienen una textura más similar al gel y son más fáciles de lavar en la piel. Además, este tipo de lubricante no es dañino para los juguetes sexuales. Los lubricantes anales relajantes son los más adecuados para aquellas personas primerizas en el sexo anal. Y por último, están los lubricantes anales con efectos,  en nuestro catálogo de lubricantes anales puedes encontrar lubricantes de sabores, texturas distintas, o cambios de temperatura frío-calor, para ir abriendo boca con los preliminares. Incluso los hay que incorporan un efecto retardante, para conseguir una relación más prolongada.  

¿Cómo se usan los lubricantes anales?

La penetración anal requiere de una mayor preparación que la penetración vaginal, ya que como comentábamos, no existe lubricación natural en esa zona tan sensible del cuerpo. Ya sea con tu pareja o con algún vibrador anal, utilízalo con precaución, lenta y delicadamente.  

¿Qué hacer antes de usar un lubricante anal?

Asegúrate de limpiar el ano adecuadamente, por ejemplo, con una ducha anal, para prepararte.  

¿Cómo funciona un lubricante anal?

Existe una amplia cantidad de productos exclusivos para hacer del sexo anal una práctica íntima sin dolor y segura. Por lo tanto, los lubricantes anales pueden estar dirigidos específicamente para actuar como un relajante anal, gracias a propiedades que permiten adormecer o dilatar el ano. Su función varía según los gustos de la pareja o usuario. También pueden funcionar como un lubricante tradicional, al eliminar la fricción, aportan lubricación y aumentan la flexibilidad de la piel para hacer la penetración más placentera y fácil.    

¿Qué tipo de lubricante anal es el más recomendado ?

Los lubricantes pueden ser usados sin problemas tanto para el sexo anal como el vaginal. No obstante, para el sexo anal es más aconsejable la aplicación de lubricantes a base de silicona, pues poseen una duración mucho más prolongada.  

¿Cómo aplicar el lubricante anal?

El momento de empezar a utilizar los lubricantes anales es justo antes de la penetración, para preparar la zona. Para ello, puedes utilizar tus propios dedos o algún juguete sexual adecuado como las bolas tailandesas o los dildos rígidos o plugs, bien lubricados.  

¿Por qué comprar un lubricante anal?

El uso de un buen lubricante para sexo anal se convierte en algo muy necesario si se quiere disfrutar de un encuentro sexual fluido, placentero y sin molestias o dolores. Y es que el sexo anal, puede provocar un placer extremo y hacerte disfrutar como nunca, pero se da en una zona muy sensible que hay que tratar con delicadeza y seguridad.  

¿Cuál es la diferencia entre lubricantes anales y lubricantes vaginales?

Los lubricantes anales suelen ser más densos y tienen una mayor capacidad de permanencia que los lubricantes vaginales. Están formulados específicamente para proporcionar una lubricación duradera y para ayudar a relajar los músculos del ano. Además, algunos lubricantes anales contienen ingredientes como agentes desensibilizadles para ayudar a reducir la incomodidad durante el sexo anal.  

¿Qué debo tener en cuenta al elegir un lubricante anal?

Al elegir un lubricante anal, es importante considerar la base del lubricante, las sensibilidades personales, la compatibilidad con preservativos y juguetes sexuales, y cualquier ingrediente adicional que pueda afectar la sensación o la seguridad. Si tienes dudas, puedes probar diferentes opciones para encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.  

¿Cuál es la diferencia entre un lubricante anal y otros lubricantes?

La principal diferencia radica en la viscosidad y la durabilidad del lubricante. Los lubricantes anales tienden a ser más gruesos y duraderos para proporcionar una lubricación adecuada durante el sexo anal, donde se requiere más lubricación que en otras formas de actividad sexual.  

¿Hay lubricantes anales compatibles con condones de látex?

Sí, muchos lubricantes anales son compatibles con condones de látex. Sin embargo, es importante verificar que en la etiqueta del lubricante ponga que es compatible con esos condones, ya que algunos lubricantes a base de aceite pueden dañar los condones. Los lubricantes a base de agua y silicona suelen ser seguros para usar con condones de látex.  

¿Qué ingredientes son seguros en un lubricante anal?

Los lubricantes anales seguros suelen estar hechos a base de agua, silicona o aceite. Es importante evitar los lubricantes con ingredientes que puedan causar irritación o reacciones alérgicas, como fragancias, parabenos, glicerina o propilenglicol. Si tienes alguna sensibilidad conocida a ciertos ingredientes, verifica la lista de ingredientes antes de usar un lubricante.